Top Social

Image Slider

    
Showing posts with label critica. Show all posts
Showing posts with label critica. Show all posts

El arte del REGGAETON

November 19, 2015


Que bailamos reggaeton no es una novedad, ni lo ha sido nunca. Que yo me pare a escuchar la letra, sí que es nuevo. Y es que me he dado cuenta de que la mayoría de estas canciones donde menea tu chapa sígueme y te sigo mami son objeto de danza, la elegancia y la sutileza brillan por ausencia. Qué mal me siento cuando bailo reggaeton y sé lo que significa lo que canto y qué mal me siento cuando me pongo a analizar la letra.


Todos y todas lo bailamos y cantamos, sí. Pero en realidad, cuando lo piensas en frío y lo pasas a prosa, las letras de estas canciones son lo más machista del universo. ¿Y de qué nos quejamos? No podemos hacerlo porque seríamos hipócritas. Nosotras seguimos bailando, seguimos consumiendo  música y artistas para los que la mujer es solo un culo, una chapaSi levanto tu falda me darías el derecho a medir tu sensatez, poner en juego tu cuerpo. ¿Enserio? ¿Sensatez? No se puede ser más original. No median mi sensatez desde primaria.

Me siento mal, muy mal cuando escucho estas canciones. Soy un objeto y encima, un tío con gafas de sol en una discoteca, tiene que emborracharme para poder hablar conmigo, así, seguro será más fácil medir mi sensatez y plantearme una propuesta indecente. A partir de aquí, el mundo solo puede avanzar.



Y me indigno y me molesta porque aunque sí, solamente son canciones y espero que no tengan mayor trascendencia, las mujeres somos un mercado. Un mercado al que se le puede medir la sensatez por el corto de la falda y lo bajo del escote. Un mercado al cual hay que tasar en colectivos, las guapas y las feas. Y sobre todo, un mercado que cobra menos por realizar el mismo trabajo debido a razones inexplicables, que supongo algún día el cosmos nos descifrará.

Pero aún no hemos hablado de los videos, los videoclips son lo mejor de todo. Sale el cantante de turno con el atuendo tan elegante que le caracteriza a llamarnos sueltas y borrachas y a invitarnos a copas y acercarse a nuestras bocas, mientras que un montón de tías enseñan culo y tetas sin distinción mientras lavan coches mojadas por mucha espuma. Y yo entonces me pregunto por qué ellos van tapados como si fueran a misa, y nosotras parece que vamos a la playa en enero.



Me molesta esto y me molestan muchas cosas más, sin embargo, nada va a cambiar hasta que nosotras nos demos cuenta de que aunque los detalles sean pequeños, el sexismo esta totalmente presente en nuestras vidas. Y aunque se manifieste de una manera más bien sutil, en el mejor de los casos, no debería ni de asomarse. No debemos tolerar que se nos valore a nosotras por nuestra chapa y a ellos por su inteligencia porque sino, seguiremos igual que hasta ahora y yo no quiero vivir en un mundo que se comporte así, donde nosotras, valemos lo que enseñamos. Poco, mojigatas. Mucho, prostitutas.




Besos,
Diana.